Estamos a 5 minutos de Barcelona. Horarios
logo marques
logo-drivim

    ¿Por qué los Subaru son los coches más seguros sobre agua, hielo o nieve?

    La lluvia, el hielo y la nieve ya están presentes en las carreteras españolas. Es ahora cuando nuestra tecnología Symmetrical AWD más se valora por la seguridad extra que ofrece en asfaltos deslizantes. En este post os vamos a contar cómo funciona este dispositivo, exclusivo de Subaru, y otros que también incorporan nuestros modelos para incrementar la seguridad activa cuando el clima es adverso, la superficie se convierte en resbaladiza y la conducción se complica.

    Nos referimos a los sistemas X-Mode, Lineartronic, DC3 y SI-Drive.

    Ya hace más de cuatro décadas que, con el objetivo de incrementar al máximo la seguridad al volante, en Subaru comenzamos a utilizar la tracción a las cuatro ruedas en todos nuestros modelos salvo en el BRZ. Durante estos 40 años nuestros ingenieros han ido optimizando el sistema de tracción total, que ha pasado de un funcionamiento a tiempo parcial a una activación permanente, precisamente la forma en la que presenta todo su potencial.

    La tracción total simétrica (Symmetrical AWD) con la que dotamos a nuestros vehículos es una de nuestras señas de identidad, una tecnología que aporta una mayor estabilidad en condiciones extremas y mejora la seguridad en carreteras en mal estado, sobre todo con agua, hielo o nieve.

    En este vídeo podéis ver cómo un mismo modelo se comporta peor sobre suelo mojado con tracción solo a dos ruedas que con tracción total. Y es que esta última conlleva un mejor rendimiento en la conducción, pero sobre todo un notable incremento de la seguridad activa.

    La configuración de los modelos Subaru está pensada para ser eficaz… y segura. El eje propulsor se sitúa en el centro del coche, con el motor Bóxer (horizontal con cilindros opuestos), la transmisión y la AWD dispuestos en un plano simétrico horizontalmente. Gracias a esta alineación, el sistema permite conducir con total naturalidad, con independencia de las condiciones de la carretera. Si el vehículo comienza a deslizar, la tracción a las cuatro ruedas realiza las correcciones necesarias de forma automática para mantener la trayectoria.

    Máxima tracción en las situaciones más adversas

    Otra de las tecnologías que, como decíamos, garantiza que el coche pueda conducirse por cualquier tipo de carretera con total seguridad es el X-Mode, la mejor ayuda sobre cualquier terreno. Estamos hablando de un sistema multifunción capaz de actuar sobre distintos parámetros del coche para garantizar la máxima tracción en las situaciones más adversas. Mientras que la tracción total tradicional es incapaz de impedir que las ruedas giren libremente al entrar en contacto con el barro, con nuestra tecnología X-Mode activada la sensación de suavidad se incrementa de manera considerable. Y lo hace gracias a que el dispositivo actúa de forma independiente sobre cada uno de las cuatro ruedas. Además, coordina todos los dispositivos del vehículo para conseguir mayor control por parte del conductor.

    El X-Mode da respuesta a un diseño basado en tres principios. El primero se centra en incrementar las cualidades del diferencial de deslizamiento limitado (LSD), gestionado electrónicamente y que reside en el núcleo del sistema de control dinámico del vehículo.

    El segundo principio se basa en la aplicación de la tecnología SI-Drive (ver más abajo), tanto al motor como a la transmisión y a otros componentes, para conseguir un control óptimo en carreteras resbaladizas. Y el tercer principio garantiza que la asistencia a la conducción se consiga simplemente pulsando un botón en caso de que el conductor se encuentre con una carretera en condiciones adversas.

    captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-20-20-12

    Sistema de control de conducción

    Otros dos de los componentes básicos que determinan el comportamiento seguro de nuestros modelos son la transmisión Lineartronic y el sistema de control de conducción SI-Drive.

    La caja de cambios Lineartronic tiene su origen en la transmisión variable continua, conocida como CVT y presente en la historia de la marca desde su origen. Este tipo de cajas utiliza un sistema en el que el motor y el piñón se ajustan con relaciones de cambio de marcha continuo mediante poleas hidráulicas.

    Y para que el conductor pueda sacar el máximo partido al coche en función de las necesidades del terreno, nuestros ingenieros han desarrollado el control de conducción SI Drive (Subaru Intelligent Drive). Éste proporciona tres perfiles diferentes de funcionamiento, cada uno de los cuales puede escogerse mediante un único interruptor.

    captura-de-pantalla-2016-11-11-a-las-20-20-55

    Neumáticos siempre en contacto con la superficie

    El DC3, o sistema de control dinámico del chasis, es otra de las tecnologías que ofrece nuestra marca en materia de seguridad en firmes complicados por la presencia de agua, hielo o nieve. Se trata de un dispositivo diseñado para garantizar que las ruedas del coche siempre estén en contacto con el asfalto. En combinación con la tracción total simétrica, alcanza valores de seguridad y eficacia únicos.

    En definitiva, la tecnología Subaru permite que todos los conductores sean capaces de enfrentarse con total seguridad a los distintos inconvenientes que conlleva una conducción con climatología adversa, independientemente de su destreza al volante. Para conseguir este punto óptimo de seguridad manteniendo el máximo placer de conducción, los ingenieros de la marca continúan mejorando aspectos del coche pese a haber alcanzado el límite de satisfacción establecido antes de las pruebas, un afán que constituye la esencia de nuestra cultura de empresa.

    ¿Quieres alquilar
    un vehículo?

    Tenemos un vehículo por cada situación.
    ¡Vive nuevas experiéncias!